Compartir

El coimero detrás de las plazas que ejecuta Maynas

Jorge Luis Dávila Pizango, apoderado y hombre de confianza de CIVA, empresa que financiará obras de las Plazas Sargento Lores y Bolognesi, que ejecutará la gestión de Adela Jiménez, fue mandado a prisión después del escandaloso caso del alcalde de Yarinacocha

Dieciocho mil soles en la mesa como parte de un primer requerimiento para asegurar a la empresa que ejecutará una obra de saneamiento por 4 milloncitos en el distrito de Yarinacocha, hubiese pasado una vez más la hoja del libro cerrado e interminable de los sobornos que se dan en el país, si es que el “atrevido – y valiente empresario” no lo hubiese denunciado. Pero que tiene que ver este caso escandaloso que avergüenza a los yarinenses, con la ciudad de Iquitos.

La respuesta sería nada, porque se trata de una autoridad que no pertenece a la región Loreto. Sin embargo, si uno recuerda las imágenes que difundieron los medios nacionales, recordará que se vio la intervención fiscal y policial, observándose a alcalde Gilberto Arévalo, al centro, pero al lado izquierdo, estaba un hombre que levantaba las manos, aún más asustado que el propio burgomaestre de Yarinacocha, que la noticia revelaba que se trataba del ingeniero pesquero Jorge Luís Dávila Pizango, quienes presos del pánico fueron encontrados infraganti, con el dinero en la mesa listos para meterse al bolsillo, como muestra de “cariño y primer guiño” de un soborno para beneficiar a una empresa en la ejecución de una obra pública en el distrito del alcalde.

Es que, este personaje pucallpino, Dávila Pizango, es el representante de la empresa Negocios Agrícolas y Forestales S.A.C. que es la contratista de las obras de la Plaza Sargento Lores y Bolognesi, y además apoderado de la empresa TURISMO CIVA S.A.C. que financiará dichas obras en la modalidad obras por impuestos, que será ejecutada por la comuna provincial de Maynas.

Modalidad, que al final tiene a la municipalidad como la entidad que tendrá en su caudal público a la inversión y a la vez, será el gobierno de Adela Jiménez, la que ordene el pago al contratista, que busca beneficiar igualmente de sus impuestos con el estado, al financista CIVA, del que el ingeniero pesquero Jorge Luís Dávila Pizango, como contratista, es el apoderado en la selva del país. Es decir, todo estaba bajo control, por no decir fríamente calculado.

Lo que sería también otro cuestionamiento, referido al valor que presupuestaron para dichas plazas, que para LA VERDAD están sobrevaloradas de acuerdo a las consultas realizadas, es un tema para otro análisis, pero, el caso Dávila Pizango, ha encendido anticipadamente la alarma en cuanto a las construcciones y remodelaciones de las plazas mencionadas, toda vez que el contratista pucallpino está preso en piedras gordas desde la semana pasada, junto al alcalde de Yarinacocha Gilberto Arévalo. Recluido con prisión preventiva de 9 meses, por haber sido testigo directo del soborno de su amigo de confianza, que habría conocido la operación que se iba a realizar en la vivienda de San isidro, POR SU LIGAZÓN CON UNA SERIE DE OBRAS que la representada de Dávila Pizango, han ejecutado en la Provincia de Coronel Portillo, en Yarinacocha y en otros lugares de la amazonía, como en Contamana.
Obras cuantiosas, que ejecutó con su empresa Negocios Agrícolas y Forestales, bajo el manto de CIVA, beneficiándose porque es un hombre de confianza de otros personajes del gobierno nacional, que hoy están detrás de cámaras, del que válidamente nos hacen deducir las razones que existen para tener la licencia de favorito, para que la constructora de Dávila, se haya convertido desde que PPK llegó al gobierno, como uno de los grandes beneficiados. ¿Es que los favores económicos y políticos se pagan de muchas formas?

MALOS ANTECEDENTES

Los iquiteños, queremos que las obras de las plazas sean bien remodeladas, es el anhelo de todos, a pesar de los antecedentes negativos que ya tiene Dávila Pizango, ejecutando obras con CIVA, como la que ejecutaron en Yarinacocha, en el gobierno del alcalde mafioso Gilberto Arévalo, para mejorar las vías San José hasta Santa Rosa, por 22 millones de soles, obra que actualmente sigue siendo cuestionada por la prensa y la población ucayalina, ya que al mes de su inauguración presentó fallas en su construcción, y una serie de deficiencias durante la ruta.

El ingeniero pesquero de profesión, fue supervisor de CIVA, es considerado amigo personal del alcalde yarinense, según nuestras fuentes, habiendo ahora último ganado la empresa donde es representante legal – NEGOCIOS AGRICOLAS Y FORESTALES S.A.C. – una licitación en el distrito de CAMPO VERDE –Nuevo Requena, donde es el contratista principal de una obra valorizada en más de 60 millones de soles, junto a CIVA, y que tiene al Gobierno Regional de Ucayali, de ejecutor.

Lo que no podría poner en duda a nadie, que Don Jorge Luís, entra con total facilidad para hacer obras en Yarinacocha, Pucallpa, Contamana, Campo Verde, Manantay (distrito de Pucallpa) y ahora en el gobierno de la alcaldesa Jiménez. Donde las obras por impuestos, son su mejor carta de presentación, al igual que su carnet que le ungió de secretario provincial de PPK en Pucallpa, la tierra colorada que hoy destila mucha corrupción y que estaría salpicando también a la provincia de Maynas.

Fuente: Laverdadiquitos

Dejar un Comentario