Compartir

🔴 Razones por las que el alcalde Gilberto Arevalo, tendría que ser liberado

Si usted es uno de los miles de ciudadanos que se indignó luego de enterarse del supuesto caso de corrupción que involucra injustamente al alcalde de Yarinacocha, Gilberto Arévalo Riveiro, luego de leer esta nota toda esa información procesada será desechada, pues en un breve resumen te contaremos acerca del modus operandi que la organización criminal que mencionamos en los anteriores informes y que actualmente reina en el municipio yarinense, usó para orquestar la redada que por el momento ha sacado de carrera a Arévalo Riveiro.

El origen de las patrañas
En las elecciones municipales del 2014, Gilberto Arévalo fue elegido alcalde gracias a la aceptación de un pueblo que sigue valorando el excelente trabajo que por décadas ha realizado en beneficio de ese distrito.
Su honestidad y honradez es conocida, por eso es considerado por un gran sector de la población yarinense como uno de los pocos alcaldes que no cobra el “diezmo” del 10%, el mismo que se ha institucionalizado en la administración pública.
Precisamente, negarse a participar en negocios y arreglos por debajo de la mesa: ejecución de obras, compras irregulares y contratación de familiares de jueces y fiscales, motivaron la organización de esta red criminal que, utilizando todos los medios, intentaron vacarlo y encarcelarlo en más de una oportunidad.

Primera vacancia
El autor de la solicitud del primer pedido de vacancia fue Carlos Alberto Soria Herrera, actual Gerente de Acondicionamiento Territorial del municipio yarinense, cargo designado por el actual alcalde interino Roni del Águila Castro.
Soria Herrera presentó una solicitud de vacancia acusando a Arévalo Riveiro de restricción en las contrataciones. Sin embargo, dicho pedido fue declarado nulo por el Jurado Nacional de Elecciones – JNE mediante resolución N° 0190-2015-JNE.

Segunda vacancia
La segunda solicitud de vacancia, por causal de nepotismo, fue declarada fundada por el Jurado Nacional de Elecciones mediante la cuestionada resolución N° 001250-2016-JNE, pero corregida por un recurso extraordinario con resolución N° 000023-2017-JNE.
Esta organización criminal utilizó documentos fraudulentos y hasta sorprendieron al párroco de la iglesia de la provincia de Contamana – Loreto, adulterando la partida de matrimonio del papá de Arévalo Riveiro, que posteriormente sirvió para que el JNE lo vaque del cargo.
Luego, el tribunal electoral presidido por el actual presidente del JNE, Víctor Ticona Postigo, corrigió tamaña arbitrariedad y abuso de poder, y declaró fundado el recurso extraordinario de revisión y repuso en el cargo a Arévalo Riveiro.
Meses después, un video en el que se ve al primer regidor de Yarinacocha, Julio César Valera Silva, recibiendo fajos de dinero de manos de Jorge Eli Sánchez Rodríguez, alias “Koko”, para ser entregados al número uno del JNE y de esta manera vacar al entonces alcalde.

Le sembraron coima para meterlo a la cárcel
El 25 de julio de 2017, el alcalde de la municipalidad distrital de Yarinacocha Gilberto Arévalo Riveiro, fue intervenido en Lima dentro de un departamento ubicado en el distrito de San Isidro, cuando recibía una supuesta coima de 18 mil soles por una obra que no contaba con financiamiento presupuestal del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento.
La presunta coima fue entregada por el pseudo representante de la empresa Inversiones Corporativas Neptunia S.A.C., Francisco Alejandro Goyburo Delgado (a) “Tic Tac” o “Patrick”, quien en ese momento y hasta la actualidad cuenta con una sentencia condenatoria de cinco años de prisión efectiva, pero que sospechosamente no está en la cercel debido a que su nombre no figura en la base de datos de requisitorias de la policía.
Desde el inicio de las investigaciones, Gilberto Arévalo ha manifestado de manera coherente que no participó en el presunto acto de corrupción en el que se le incrimina y que evidentemente fue elaborado por la ya conocida red criminal que quiere verlo fuera. Además, ha manifestado que asistió al lugar de la intervención porque fue convocado de último momento por el empresario de la construcción Jorge Luis Dávila Pizango para firmar un documento de la obra por impuestos que se ejecutaba en Yarinacocha: carretera vecinal San José – Santa Rosa.
En ese lugar, misteriosamente también se encontraba el funcionario Juan José Mozombite Vásquez, entonces Gerente de Planificación y Presupuesto de la Municipalidad de Yarinacocha, que a la luz de los hechos es quien junto con Dávila Pizango habrían concertado con alias “Tic Tac” o “Patrick” para involucrar al burgomaestre en el acto delictivo. Tal y como se reconoce en las comunicaciones telefónicas sostenidas entre ambos.

Las comunicaciones de Mozombite Vásquez y Goyburo Delgado están registradas en la transcripción de los audios del teléfono de este último con fecha 25 julio de 2017. En ella, no se encontró ninguna conversación ni mensajes de textos que relacione a Arévalo Riveiro con los ya mencionados, y mucho menos se habla de un requerimiento de dinero para proyectos de obras.
Lo sorprendente de estas comunicaciones, es que en el audio número 04, de fecha 26 de julio de 2017, se señala una suma de 30 mil soles relacionada a un montaje a cargo de un coronel y las comunicaciones que el delincuente Goyburo Delgado realizaba amigablemente con el comandante de la PNP Víctor Raúl Meza Farfán, comisario de San Isidro, a quien pone al tanto de cómo se enlodaría a Arévalo Riveiro y las acciones a tomar.

La presunta coima fue entregada por el pseudo representante de la empresa Inversiones Corporativas Neptunia S.A.C., Francisco Alejandro Goyburo Delgado (a) “Tic Tac” o “Patrick”,

En esta parte cabe resaltar que según la pericias, Gilberto Arévalo, jamás tocó el dinero de la presunta coima, quien abrió el sobre fue un efectivo de la PNP. El video que probaría la inocencia del exalcalde no se quiere mostrar a pesar que la defensa técnica lo ha solicitado en repetidas oportunidades.
En su declaración a las autoridades del Ministerio Público, alias “Tic Tac” o “Patrick” dijo que conoció y se reunió con el alcalde Gilberto Arévalo Riveiro dos veces. La primera reunión se habría producido la primera semana de julio de 2017 en un restaurant ubicado en una chacra en el kilómetro 19 de la carretera Federico Basadre en Pucallpa. Las investigaciones demostraron que dicho lugar no existe.
Asimismo, declaró que la segunda reunión se llevó a cabo el 20 de julio en el despacho de alcaldía. Versión que fue desmentida mediante documentos oficiales que obran en el expediente del caso, ya que en esas fechas, Arévalo Riveiro se encontraba en Lima.

Primer video
El 07 de septiembre de 2017, Francisco Alejandro Goyburo Delgado y Víctor Raúl Vergara Flores, gerente de “Inversiones Corporativas Neptunia S.A.C.”, se constituyeron hasta el despacho de alcaldía de la Municipalidad Distrital de Yarinacocha para entrevistarse con alcalde encargado, Julio Cesar Valera Silva (beneficiado directo con la captura del alcalde Gilberto Arévalo) a quien presionan para que cumpla con su compromiso, ya que ellos, según manifiestan, hicieron el trabajo en Lima. Este trabajo sería la redada contra Arévalo Riveiro.
Previo a la reunión con el Valera Silva, ambos implicados fueron captados por sus propias cámaras junto a Jorge Eli Sánchez Rodríguez, quien da instrucciones sobre cómo grabar. (VER VIDEO)

 

 

Segundo video

En este video se observa la captura de alias “Tic Tac” o “Patrick”. Tras no llegar a ningún acuerdo con el alcalde encargado Valera Silva, este llamó a efectivos de serenazgo y policía municipal, quienes pensaban de que se trataba de personas que pretendían atentar contra la vida del alcalde.
Tanto Goyburo Delgado como Vergara Flores, fueron conducidos hasta la comisaria distrital de Yarinacocha, pero sospechosamente Valera Silva no presentó cargos para no verse delatado y atinó a decir que se trataba de un mal entendido. (VER VIDEO Y ACTA DE OCURRENCIA)

Sospechosamente Valera Silva no presentó cargos para no verse delatado y atinó a decir que se trataba de un mal entendido.

 

Policía canaliza denuncia contra organización criminal

Todo este hecho delictivo se corrobora además con el informe N° 005-2018 de la PNP Anticorrupción de Ucayali, tramitada por el comandante PNP Juan Quispe López ante el despacho del fiscal provincial anticorrupción de Ucayali, Gomer Tuval Santos Gutiérrez, mediante oficio n° 050-2018 de fecha 24 de enero de 2018.
Del citado informe se desprende que los nombres de los personajes que pertenecerían a esta organización criminal, los mismo que sembraron Arévalo Riveiro por encargo de un grupo de regidores , donde, incluso, se menciona al actual alcalde encargado Roni del Águila Castro.
“Inversiones Corporativas Neptunia S.A.C, empresa creada para cometer acto ilícito contra Gilberto Arévalo Riveiro
La empresa “Inversiones Corporativas Neptunia S.A.C.” se constituye mediante escritura pública de fecha 28 de marzo de 2016 y en la que no figuraba para nada alias “Tic Tac” o “Patrick”. Según su ficha RUC, la empresa ya fue dado de baja.
El 25 de julio de 2017, día en que alias “Tic Tac” o “Patrick” realiza su denuncia verbal, este no figuraba como representante legal de la citada empresa.
Alias “Tic Tac” o “Patrick”, es nombrado subgerente de la empresa el 15 de agosto del 2017, con la finalidad de “trabajar” con el alcalde encargado de Yarinacocha, Valera Silva, tal como lo revela el video que contiene la conversación entre estos dos personajes. (VER DOCUMENTO)

Ruptura de sociedad

Algo ocurrió entre alias “Tic Tac” o “Patrick” y Vergara Flores, ya que según una acta de intervención policial de la comisaría de San Andrés, en Lima, ambos habrían sostenido una pelea el 27 de noviembre de 2017.

Gerente de Neptunia, policía coimero

Víctor Raúl Vergara Flores, gerente de “Inversiones Corporativas Neptunia S.A.C fue noticia años atrás cuando fue intervenido en los precisos momentos que recibía una coima de 200 soles. Para ocultar la prueba del delito, se comió los billetes.

 

 

Dejar un Comentario